Cuando se necesita dinero y se quiere recurrir a un préstamo, una primera opción puede ser un crédito de un banco o entidad financiera, o incluso decidirse por las facilidades que ofrezca una tarjeta de crédito. Aunque no siempre se pueda recurrir a esta opción. Pero está la oportunidad de lograr un adelanto financiero por vía del empeño, dejando un artículo o bien como garantía del pago del préstamo.

Las condiciones para el empeño de un artículo difieren de las que se necesitan para un préstamo bancario; en primer lugar por la cantidad de requisitos que se piden, que en el caso del empeño suelen ser más bien pocos: una identificación, una factura o comprobante de propiedad, y las verificaciones de rigor sobre el estado del bien a empeñar. Pero hay otro tema a tomar en cuenta, y que debe sin duda importarte: el crédito debe ser pagado, así que para otorgar el crédito, y asegurarse el pago, las casas de empeño en Monterrey siguen procedimientos que pueden diferir de una a otra, pero que más o menos siguen un esquema parecido.

Conocer estos procedimientos, te permitirá saber qué debes esperar en casa caso.

¿Todas las casas de empeño prestan de la misma manera?

Por supuesto que no. Para comenzar, no son entidades financieras iguales a los bancos, de modo que no se rigen por la misma normativa de éstas. Algunas son instituciones de asistencia sin fines de lucro, como la bien conocida casa Nacional Monte de Piedad, y muchas son empresas mercantiles que se benefician de los préstamos. Las segundas suelen tener mayores porcentajes de cobro que las primeras, pero en todo caso, hay que verificar que cualquiera que vayas a elegir esté registrada ante la Procuraduría Federal del Consumidor, para garantizar que no haya exagerados porcentajes de cobro.

Cuánto presta una casa de empeño en Monterrey

Todas las casas de empeño a las que lleves un artículo, procederán a efectuar un avalúo del mismo, para determinar su costo. Tomarán en cuenta varios factores, como antigüedad, estado general del artículo, tipo de artículo (no se siguen las mismas consideraciones para una joya que para un estéreo, por ejemplo), y algunos otros que le dirán a la casa si el artículo tiene valor para ser eventualmente vendido. Sobre esa cifra es que se ofrece la cantidad del préstamo, que puede oscilar desde un 35 o 45 por ciento, hasta un 65 a 95 por ciento. Los porcentajes más altos se ofrecen por artículos de joyería y similares, en tanto que los más bajos corresponden a gadgets electrónicos y artículos clasificados como “varios”.

El criterio para que las casas de empeño elijan un porcentaje de préstamo distinto para cada rubro, reside en el posible valor de venta de cada categoría. La mayoría de los artículos que se pueden empeñar, y luego vender, sufren el efecto de la depreciación , que es una pérdida de valor propia de muchos bienes que se deterioran con el tiempo. En cambio, las joyas y relojes finos, si se mantienen en buen estado, no pierden valor, e incluso pueden revalorizarse como antigüedad rara. Algunas casas de empeño ofrecen en sus páginas de internet una herramienta de calculadora, que permite saber cuánto puedes conseguir por un artículo específico.

El problema con estas calculadoras es que hacen la estimación sobre la base de la cantidad de dinero que te costó el artículo cuando lo compraste.
Esto puede diferir mucho de lo que estime el tasador de la casa de empeño cuando se le lleve el artículo, provocando severos desacuerdos. Si piensas usar una calculadora de estas, es mejor que obtengas una estimación actualizada del costo del artículo con alguien de tu confianza.

El cálculo de los porcentajes a la hora de pagar

Lo siguiente es la forma de pagar. Encontrarás también allí que las condiciones de pago difieren, no sólo para distintas casas de empeño. También dentro de una misma casa de empeño, hay diferencias en las facilidades de pago, dependiendo de la categoría del artículo empeñado.
Donde es típico que haya más facilidades para pagar, de nuevo es en el rubro de joyas y relojería. Muy probablemente encuentres dos modalidades de pago para recuperar tu artículo: un solo pago a un plazo dado, en el que debes pagar el monto del préstamo, más los intereses, o la modalidad de renovaciones periódicas, y en cada una se paga sólo el monto de los intereses acumulados. Con el vencimiento del plazo, se debe pagar el préstamo con los intereses de ese período.

El punto clave reside en los intereses para el cobro, que suelen ser más altos que los de un préstamo bancario. Estos intereses se suman con gastos derivados por mantener en resguardo el artículo, y que conforman un mono global que se conoce como Costo Anual Total (CAT). El CAT para las casas de empeño puede representar un porcentaje acumulado de más del 200%. Este porcentaje es anual, y si se presenta a los clientes de ese modo, puede producir rechazo. Para hacer que el porcentaje no sea tan intimidante, las casas de empeño acostumbran informar del porcentaje mensual, que sería el monto del CAT dividido entre doce. Pero no se debe olvidar que como los plazos de pago pueden ser de varios meses, ese dato se tiene que conocer, porque el porcentaje de interés acumulado mensual se debe multiplicar por el número de meses que dure el plazo.

Conclusiones

De lo anteriormente expuesto se concluye que, a pesar de haber criterios parecidos entre las casas de empeño para calcular porcentajes de préstamo y CAT, las diferencias entre ellas pueden ser suficientes para que valga la pena consultar en varias casas antes de decidirse por una.  La mejor manera de hacer esto es suscribirse a Empeño Market, donde al publicar gratuitamente el artículo que deseas empeñar, recibirás ofertas de diversas casas de empeño, y podrás comparar lo que cada una ofrece. Empeño Market te pone en contacto con la casa que hayas elegido, para que así obtengas la mejor oferta de Monterrey por tu artículo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial