Lo primero, sin duda, es verificar las condiciones de funcionamiento del equipo. No hay que olvidar que cuando se empeña un artículo, la casa de empeño evalúa la posibilidad de que la persona que empeña no pueda devolver el préstamo, y por tanto no recupere el equipo. En esa eventualidad, la casa considera vender el equipo empeñado, que deberá estar en buenas condiciones. No podrás empeñar una PC que no funcione.

Otro aspecto de importancia es la marca del equipo; los equipos Apple son los más caros, y tienen su propio sistema operativo. El resto de los equipos, aunque son en general de menor precio, también pueden lograr una buena cotización si son de alguna marca de prestigio.

Acompaña el equipo, de ser posible, con los discos originales que traía al comprarla. Discos de sistema y drivers, le añaden valor en el mercado. Por cierto, no olvides que debes formatear el disco duro de la PC o Laptop antes de hacer negocio ¡No querrás dejar en manos de extraños alguna información personal!

Por último, pero no menos importante: la apariencia del equipo. Será mejor cotizado en tanto presente menos señales de deterioro externo. Pero aunque no puedas evitar que las piezas muestren signos de desgaste, asegúrate de que el equipo esté limpio, esto es, libre de polvo y suciedad.

Ahora sí, podrás llevar tu equipo para que sea evaluado y así puedas conseguir una buena oferta. Sólo recuerda evaluar varias ofertas para que puedas elegir la mejor.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial